jueves, 14 de diciembre de 2006

De Victimas de la Transicion a 11M:72 horas despues


Quizá estos dos documentales sean dos de los documentales más objetivos que he visto sobre política. Y hoy, después de escuchar esta semana al juez del Olmo, después de leer elMundo.es, y finalmente pararme en Periodismo Incendiario. Creo que es momento de ordenar algunas ideas.

Hace poco tiempo leí un comic escrito por un fantástico creador de ilusiones de nombre Alan Moore, el comic se llamaba From Hell (Desde el Infierno). En el primer libro Hinton le explica Gull una teoría que tiene su hijo a la cual llama, ¿Que es la cuarta dimensión?. Según Hinton esta teoría se basa en que la historia esta basa en periodicidades, esto es, algo que ocurre en 1950, se repetirá en 1975, luego en 1987, y así sucesivamente. Lógicamente esto es una teoría sin ningún fundamento físico, pero que contada en la historia del comic durante el invierno de 1888 puede que sea una teoría novedosa para la época.

Si nuestra historia empezara en la transición, durante el año 1977 empezaría en el atentado que después se llamó, la Matanza de Atocha. Si por allí hubiera andado Hinton y su Cuarta Dimensión, siguiendo su teoría algo debería ocurrir allí mismo, 25 años después. Y casi acertó, aunque fueron 27, en el 2004 ocurrió el peor atentado sufrido por la historia reciente española.

Como en toda buena historia, siempre hay un malo y un bueno. Pongamos que nuestro malo es el que atenta, y el bueno los que salen a la calle en contra del que atenta. En el primer caso, y aunque según se dictamino en la época no había ninguna organización detrás, es lógico pensar y fácil saber que fue todo perpetrado por Fuerza Nueva. En el segundo caso, como es bien sabido fue una célula terrorista relacionada en mayor o menor medida con Al Qaeda.

Ya sea pasado o presente la única constante es la subjetividad.

A lo largo de esta semana, hemos asistido a una parafernalia periodística digan de la película "Primera Plana".
Veamos los casos.

  • En primer lugar y en un mericidísimo primer puesto se encuentra el Honorable Señor Zaplana. Hundido en su pesar, sin entender porque dos diputados del grupo socialista han creado unas cintas y unas conversaciones en las cuales se dice que había un dinero "que se lo repartía con Zaplana" y él, pobre, en su casa de la Castellana, sin llegar a fin de mes como Espe no entiende porque se le acusa.
    Si fuéramos serios, si la subjetividad no estuviese en los medios de comunicación, bueno entonces no habrían medios de comunicación pero, si así fuese desde periódicos de nombre como El Mundo en vez de limitarse a decir solo que Zaplana recurrirá al supremo, también deberían decir y investigar sobre contratos en B a Julio Iglesias, sobre recalificaciones y expropiaciones en Benidorm, sobre lo que Canal 9 llamo "Remodelación económica", cuando Terra Mítica entró en suspensión de pagos. Y quizá encontrarían que detrás de todo esto hay un denominador común.
  • En segundo puesto, la conspiración creada por el mundo sobre los atentados de Atocha, (de ahí todo lo anteriormente expuesto). Yo no digo que no se deba investigar, solo digo que aunque la subjetividad sea el denominador común, las reglas de la democracia establecen unas leyes que son comunes para todos y votadas por todos, por lo que es temerario manipular la información de la forma que Pedro J. ha hecho gala. Porque la gente no va a la cárcel por hablar con un periódico sino por cometer presuntamente un delito que está recogido en el Código Penal.
    Queda claro pues que es normal que después en el youtube o en google se pueda encontrar tantos videos hechos por gente anónima en los que acusan a los socialistas y a los que votaron a los socialistas de haber cometido estos atentados. Esto además de una falta de respeto, demuestra que la opinión propia y formada de cada individuo va muy cara.

Para finalizar este primer post, además de pedir disculpas por mi falta de coherencia escribiendo, se que no viviré de escribir libros, falta para acabar la historia de arriba decir quienes eran los buenos.

En ambos casos los buenos fueron los de siempre, los que luego no cuentan más que cuando interesa, y aunque en la transición fueron gente como los abogados de Atocha o la gente implicada en otro tipo de movimientos sociales véase Sindicatos, o Asociaciones Vecinales los que realmente lucharon y corrieron, son finalmente los políticos los que se apuntaron todo el merito. Eso si, los que salieron a la calle, no fueron ellos.



1 comentario:

Casshern25 dijo...

No sé si coincide con lo narrado en "From Hell" pero lo que si estoy seguro es que en éste maldito país tenemos la tendencia cada más o menos nos tendemos a matar entre hermanos, bien sea por ignorancia, bien arrojados por esa estirpe cancerigena que nos gobierna desde los tiempos en que unos reyes se casaron.

Sobre Zaplana, es como decía alguien un humorista perfecto, esa definición me gusta, pero me quedo, prefiero la de un perfecto buitre carroñero sin escrupulos.

Por último, el ácido bórico del mundo, el imbécil que declaro "mientras que me paguen les cuento hasta la guerra civil", su caracter cada vez más rancio y su pluma menos digna, solo les queda dar vergüenza y pena a la gente con dos dedos de memoria historica y pensamiento propio.